Los loci: lugares retóricos

Definición antigua

Considera la teoría clásica que los argumentos se pueden organizar en compartimientos a los que acudir para encontrarlos (lat. invenire, de donde el sustantivo inventio). Los lugares son, sobre todo, un método de investigación y de trabajo.
  • "locos appello... sedes argumentorum, in quibus latent, ex quibus sunt petenda." (Quint. 5,10,20)
  • "Llamo lugares... a las moradas de los argumentos, en donde ellos se esconden y de donde se les debe sacar"

Fuentes para el estudio de la teoría de los lugares retóricos

Encontramos tratada con amplitud la teoría de los loci retóricos:
  • en los libros I y II de la Rhetorica ad Herennium
  • más organizadamente, en Cic. de or. 2,13,134
  • sobre todo, en Quint. inst. 5,10,20 ss.

Tipos de lugares retóricos

Tenemos lugares comunes (lat. loci communes) que pueden ser:
  • propios de una persona (lat. loci a persona, como su patria, sexo, costumbres, condiciones físicas, edad, formación intelectual, crianza...)
  • propios de una cosa o un hecho (lat. loci a re, como las causas, los efectos, el lugar, el momento...)
En general, se suele hablar de:
  • loci communes – los que tienen su campo de actuación en cualquier tipo de status o de género retórico.
  • loci speciales – los que tienen su campo de actuación en un status o en un género específicos.
También se encuentran tratadistas que hablan de loci communes para referirse a aquellos que no requieren de conocimientos específicos de retórica, y de loci speciales para sus contrarios.

Loci a persona y loci a re: la formulación clásica

loci_antigua.png

Formulaciones posteriores de la teoría de los lugares retóricos

Edad Media

Más adelante, será reformulada por Matthieu de Vendôme (un tratadista francés del siglo XII) en un famoso hexámetro:
  • Quis, quid, ubi, quibus auxiliis, cur, quomodo, quando
  • Quién, qué, dónde, con qué ayudas, por qué, cómo, cuándo

Las preguntas de todo buen periodista

loci_general.png

Otros lugares retóricos

También encontramos otra fuente de información cuando nos preguntamos por el parentesco conceptual o adiunctum, de donde proceden:
  • comparación – locus a simili
  • diferencia – locus a contrario
  • deducción – locus a maiore ad minus
  • inducción – locus a minore ad maius

Conclusiones

Para no complicar demasiado la cuestión, resumiremos y diremos que:
  • Los lugares retóricos son el sitio al que se acude en demanda de información
  • Los lugares no son la información, son la fuente de la información
  • Podemos pensar que los lugares son una serie de preguntas que nos hacemos cuando queremos tratar un tema en concreto
  • Hay diferentes maneras de abordar el estudio de los lugares retóricos.
  • Da igual qué método sigamos, siempre que:
    • Sigamos algún método
    • Tengamos a mano una forma de buscar elementos de información
  • Los fragmentos de información que obtenemos recurriendo a los lugares comunes deben ser filtrados:
    • Si no tienen sentido, se eliminan
    • Si son potencialmente persuasivos, se almacenan
    • Si responden a lo que buscamos para un discurso en concreto, se utilizan como argumenta para construir cadenas argumentales o, en latín, argumentationes.